Consejos para pasar un día con tu perro en la playa

By MKVET Agencia Especializada 5 meses ago
Home  /  CUIDADO ANIMAL  /  Consejos para pasar un día con tu perro en la playa
consejos ir playa perro

Aire fresco, diversión y la posibilidad de bañarse suena como un buen plan para tu perro, y lo es. Así que muchos dueños de perros viajan a la playa con sus mascotas para vivir momentos inolvidables juntos.

Gastar energía o pasar más tiempo en compañía del otro son solo algunas de las ventajas que implica ir a estas. Pero para este propósito hará falta seguir ciertas indicaciones. ¿Cuáles son estas?

Cuidados y consejos básicos para ir a la playa con tu perro

En primer lugar, la preparación es primordial para una buena salida a la playa. Tienes que organizar una mochila con todo lo que pueda necesitar tu perro. Como, por ejemplo, comida, su bebedero con agua, crema solar. También bolsas para recoger sus excrementos y protector de almohadillas. Los juguetes que flotan en el agua no pueden faltar tampoco.

Un consejo muy importante es que las horas del mediodía deberían ser evitadas, esas en las que el sol es más intenso. Si se está en la playa durante estas horas, tener a tu perro descansando en la sombra, será lo mejor para él.

No olvides tampoco aplicar crema protectora en las zonas de piel en las que tengan menos pelo, y si sus patas son delicadas, necesitará este producto en sus almohadillas o entre sus dedos. Los protectores evitarán que sufran de quemaduras molestas por la arena caliente.

Cuando tu perro quiera entrar al agua guíalo para que lo haga en las zonas de poca profundidad. Tampoco debes dejar de supervisarlo en ningún momento. Por igual, deberías tener cuidado de la zona en donde se bañará porque en el agua podrían encontrarse erizos, medusas o algas marinas. Y si hace un clima desfavorecedor, lo mejor será evitar este momento por su seguridad.

Playas caninas

Un día playero con tu perro puede sonar perfecto, sin embargo, necesitas informarte adecuadamente sobre la legislación vigente de la zona a la que quieras visitar. Esto es debido a que  hay playas que permiten perros y otras que no.

Cuando se haya confirmado la playa a visitar, deberías tener en consideración llevar toda la documentación en regla necesitada. Como lo es tener su vacunación y desparasitación al día, así como llevar su microchip puesto.

Debes obedecer las estipulaciones relacionadas con este tema porque hacerlo será no generar problemas, y garantizar la seguridad que se merece nuestro perro.

Peligros que pueden sufrir y cómo evitarlos

Estos son los escenarios más comunes que podrían poner en riesgo a tu compañero y cómo protegerlos en la playa:

Los golpes de calor

Que tu perro se meta en el agua una y otra vez, no evitará que pueda sufrir de un golpe de calor por las elevadas temperaturas. Para evitar que nuestro perro sufra de esto, debemos garantizarle un espacio que lo resguarde del sol. Se recomienda llevar una sombrilla, y mojar la arena bajo esta para que pueda tumbarse en un sitio fresco.

Un consejo también es que, si se trata de un perro muy activo que no quiere parar de jugar, tenemos que obligarlo a descansar en la sombra por un rato. Si no le gusta el agua, podemos mojarle la zona del abdomen, sus patas y cuello para refrescarlo del calor. Así como darle mucha agua fresca.

Cuidado con los anzuelos

Un problema muy habitual y doloroso para ellos son los anzuelos que son olvidados por los pescadores. Los perros se hacen daño con estos al adentrarse al mar o caminar por las rocas, incluso en los parkings se encuentran muchos.

Si nuestro perro llegase a tragarse uno, bajo ninguna circunstancia debe tirar del hilo, porque esto logrará que el mismo perfore la piel o se enganche a algún órgano. Lo mejor es mantener la calma y llevarlo con un veterinario para que lo extraiga. No hay que darle nada de comer o beber durante la ida al profesional.

Evita que tu perro beba mucha agua del mar

Beber mucha agua de mar puede incluso llevar incluso a la muerte de tu perro, no dejes que la beba. Hacerlo le generará problemas gastrointestinales muy serios que son evitables, nada más hace falta llevar una buena cantidad de agua fresca y ofrecérsela en su bebedero con plena libertad.

Tampoco permitas que coman arena. Vigílalos de cerca.

Baño al llegar a casa ¡Y a descansar!

El día de diversión ha terminado al llegar a casa. ¿Qué es lo que se recomienda? ¡Bañarlos como tú lo harás para limpiar los restos de agua salada y arena! Las duchas con agua fresca después de una visita a la playa son importantes.

Con estas se protegerá la piel y el pelo del can. Además de que en el baño tienes que revisar sus orejas, y asegurarte de que no tengan arena en su interior.

En Centro de Especialidades Veterinarias Atabal en Málaga resolvemos todas tus dudas

En Centro Veterinario de Especialidades Atabal dedicamos todos nuestros esfuerzos para ofrecerte un servicio personalizado que se ajuste a las necesidades de nuestros pacientes.

¿Quieres saber más sobre nosotros? Contacta con nosotros resolveremos todas sus dudas sin compromiso.

Categories:
  CUIDADO ANIMALNOTICIAS
this post was shared 0 times
 000